Querido Amigo Vecino

Querido amigo vecino, hoy me siento especialmente motivado para escribirte desde mis más profundas reflexiones las diferentes emociones y sentimientos que has despertado en mí. Sin más preámbulo te quiero decir que:

Querido amigo vecino, después de tantos años compartiendo unos pocos metros cuadrados contigo y tu querida familia he podido observarte en muchas de tus facetas que ahora asaltan mi recuerdo, esas facetas cuando estabas ebrio y cuando estabas sobrio.

Querido amigo vecino no puedo dejar de recordar esos fines de semana en los que venías a orinar en la pared de mi casa, aprovechando la oscuridad y justificándote en tu embriaguez ¿cómo olvidar cuándo te tuvimos que baldear con agua sucia ante tu descaro repetido? ¿y tus siguientes delicados insultos?

Querido amigo vecino, cada vez que pasaba por tu cálido hogar, de donde siempre se disfruta de hermosas melodías, sonatas bellas que alegran tu espíritu como recuerdo ahora: “el gato volador, ¡ha! ¡ha! … ¡chuculún por detrás, quieres chuculún, toma chuculún! … ¡rómpele el buche! …” Creo que mi profana mente no estuvo al nivel de tantos gloriosos cánticos, por lo que mi cerebro sólo me hacía sentir terribles estertores internos. Tú siempre fuiste muy sensible y considerado conmigo, casi me invitabas a bailar contigo en esos domingos en la madrugada cuando aumentabas el volumen de tu “música”, creo que olvidabas que tenía que trabajar el lunes en la mañana, todos tus vecinos te agradecemos la voluntaria invitación.

Querido amigo vecino, tus gestos conmigo nunca acaban, todos sabemos que te agradadan los autos y siempre lo haces sonar para que podamos disfrutar de tu placer también además tienes el detalle de dejar su alarma activada para que podamos escucharla a cada rato, querido amigo vecino evidentemente eres muy trabajador y ocupado por lo que a pesar de que suena y suena la alarma nunca sales a revisar si efectivamente alguien quiere robarte.

Querido amigo vecino, también debo tener en cuenta a tu mejor amigo, el perro, que siempre me recibía amigablemente a veces por la espalda para darme una buena sorpresa cuando yo transitaba alegremente por las calles públicas de mi barrio, tu mejor amigo que, debo decir, está prácticamente en estado de abandono tanto así que se dedica a comer la basura que tiras a la calle; tu amigo nunca dejaba de saludarme con su bonitos ojos amenzantes y su ambable sonrisa que me mostraba su babeantes dientes, no podemos dejar pasar esas veces donde atacaron algunos niños inocentes, entre éllos a mí. Querido amigo vecino, los animales no son para divertirnos ni para cuidarte la puerta, son seres vivos que sufren como tú, si los quieres es mejor que no los tengas.

Querido amigo vecino, a propósito de tu amigo, no es bueno dejar de lado a ese animalito que acompañaba a mi familia, un pequeño gato bastante tranquilo, que solía curiosear en mi jardín, ese gato atigrado que se dormía en mi regazo y que buscaba conocer lo desconocido, que incluso fue fotografiado por un periodista y por mí también, cayó en una de tus trampas que seguramente tenían otro objetivo, cayó envenenado y muerto en un jardín extraño, siempre te recordaré por eso querido amigo vecino.

Querido amigo vecino, hay fechas que nos unen más, el fin de cada año es una de éllas, y tú caracterizándote por tu alegría, expresas tu jovialidad quemando un bulto de ropa vieja llena de pirotécnicos justo abajo de la ventana de mi cuarto, para que tu alegría me llegue en forma de cálido humo para refrescar mi garganta ¿acaso sabes quién limpia el día siguiente?. Después continuamos aquí en el Perú con el verano, donde el sol nos calienta bastante, naturalmente pensando en el disfrutes de todos los niños del barrio organizas la compra y armado de muchas piscinas que llenas con agua potable cada sábado y domingo, para después tirarla a la calle para que podamos tus vecinos jugar en los charcos. Querido amigo vecino, quizás no lo sabes pero estamos en el desierto costero donde el agua es escasa, ¿sabes que el dinero no produce agua verdad? ¿sabes que cruzando la avenida hay una piscina municipal en la que puedes llevar a los niños?

Querido amigo vecino, no hace falta decirte que suelo verte sentado en esas cómodas sillas de plástico jugando cartas y bebiendo alcohol en plena calle donde después de dar un excelente demostración deportiva, basada en quién insulta más, gustas departir socialmente con tus interesantes amigos, puedo contarte que tu pequeño y juguetón hijo también suele verte, sí, ese hijo que a veces grita a todo pulmón en las calles, y que de manera casual a roto mis ventanas nuevas, y por supuesto, abollado mi puerta de cedro recién barnizada con una piedra que fortuitamente salió de su mano y que la golpeó. Esa bella criatura que tiene tanta curiosidad por los seres vivos que no se resiste a arrancar las pocas plantas que hemos regado en el pequeño pedazo de tierra que rescatamos del pavimento que aman aquí en la ciudad. De hecho él también escucha, como lo hago yo, los debates que tienes con tu delicada esposa, debates que están llenos de detrimentos, falacias e insultos, querido amigo vecino tu hijo merece algo mejor, mira que varios hijos tuyos que me acompañaron de niño ahora están parados en las esquinas, creo que ya no me conocen ni a ti mi querido amigo vecino.

Querido amigo vecino, no son suficientes las palabras que me inspiras, debo rescatar tu ánimo permanente en ayudar a tus otros vecinos, como es vez donde la policía vino a llevarse a un buen integrante de nuestra comunidad, acusado de robo a mano armada, recuerdo como abogaste por él, por que nadie es culpable hasta que lo atrapan ¿verdad querido vecino?

Querido amigo vecino, éstas y muchas experiencias contigo me han enseñado, así que te agradezco por ser como eres, sinceramente gracias mi Querido amigo vecino.

Licencia Creative Commons
Querido Amigo Vecino por Arnold Fernándes Rivas se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s